Miocardio No Compactado

El Miocardio No Compactado es una enfermedad cardíaca genética.

Si bien se conoce desde hace mucho tiempo, actualmente se detecta más fácilmente dado la mejoría en los métodos de diagnóstico por imágenes.

¿Cómo se diagnostica el miocardio no compactado?

Se caracteriza por la presencia de “trabeculaciones o sinusoides” que son profundos “canales” que se comunican con la cavidad del ventrículo izquierdo. El Ecocardiograma es muy útil para detectar esta enfermedad y la resonancia magnética cardíaca puede ayudar a aumentar la exactitud diagnóstica.

Miocardio No Compactado.

Miocardio No Compactado

Podemos observar trabeculaciones o “canales” en la pared del ventrículo izquierdo.

¿Cómo se puede manifestar el miocardio no compactado?

a) Ninguna molestia
Muchas de los personas con esta enfermedad no tienen ningún tipo de síntoma  y pueden desarrollar una vida prácticamente normal.

b) Sensación de falta de aire.
Algunos pacientes pueden presentar una dificultad en la contracción del corazón (insuficiencia cardíaca) que se puede manifestar por sensación de falta de aire, retención de líquido en los pies (edemas), sensación de cansancio, etc.

c) Arritmias
En esta entidad también hay un pequeño porcentaje de pacientes que pueden presentar “arritmias” (circuitos eléctricos anormales en el corazón).

Para aquellos pacientes con riesgo de presentar arritmias potencialmente malignas disponemos de un dispositivo muy sofisticado denominado “Cardiodesfibrilador implantable” que es altamente efectivo para detectarlas y tratarlas adecuadamente.

c) Embolias
En esta enfermedad y sobre todo en aquellos pacientes que tienen alterada la contracción del corazón, existe una mayor probabilidad de formar coágulos (trombos) en el corazón. Dichos coágulos pueden potencialmente desprenderse y propagarse por la sangre al cerebro u otros órganos del cuerpo (embolia). Por este motivo, los máximos referentes en este tema sugieren indicar tratamiento con “medicación anticoagulante” para los pacientes que tienen un deterioro moderado o severo de la contracción cardíaca. En los pacientes que tienen una contracción cardíaca normal o con un leve deterioro, se puede utilizar aspirina en forma opcional.